Elric de Melniboné – Michael Moorcock. Parte1 Intro.

Esta reseña va a contar de dos partes una donde hablaremos de Elric, su multiverso y la segunda será el propio libro en si reseñado y miento si no le meto mas madera en un futuro, con lo que vamos por materia:

Si me paro a pensar, quien ha sido mi personaje preferido del genero Fantástico, no sabría decirte, si es Conan o es Elric, pero si algo decantaría la balanza, es que con Conan, me he encontrado con relatos suyos, que los he dejado a medias, cosa que con Elric, no ocurrió, fueron llegando sus novelas, algunas se volvieron por momentos pesadas o monótonas, pero siempre estaba deseando leerme su nuevo libro, hasta que todo finalizó en su última novela Stormbringer, pero como ocurre en la peli de Conan, donde el narrador, vaticina que será rey y seria en otra historia, pues esta que comentamos, también es otra historia y además totalmente diferente ya que son los inicios del emperador brujo de Melniboné, Elric,, con toda la saga a la que pertenece.

Elric es una representación del campeón eterno, un peón único y utilizado en el multiverso de Michael Moorcock, hace de soporte en la balanza del bien y del mal, mantiene el equilibrio, de este, básicamente, son todos uno, pero diferentes a la vez ya que existen en mundos paralelos.

Como personajes de Moorcock, el Melnibonés es el que más me gusta, “sin duda”, ya que me lo he leído, Todo, además de los otros personajes paralelos, como son Corum, Hawkmoon, Von Bek y el campeón eterno, esto sucedió hace muchos años y ya los recuerdos son vagos, pero al señor Elric lo hemos puesto en la nevera a refrescar y aquí estamos debatiéndolo.

Sin todavía entrar en spoiler, Elric se presenta como maldito desde su nacimiento al morir su madre al darle a luz, repudiado por su padre, por habérsela quitado, maldecido, con la enfermedad, albino, débil, que sin la hechicería y sus pócimas, nunca podria sobrevivir, es el antihéroe perfecto, es un martir viviente, que atrae por su enfermizo estado y por el hecho que le permitirá ser el personaje más poderoso y más bestia de todo el multiverso de Moorcock.

Moorcock, este buen hombre es realmente una bestia en la literatura fantástica, es mas en este libro de escasamente 280paginas y letra grande, cada capitulo es un evento, cada capitulo es un suceso de magnitud grande, el primer capitulo es un agujero en una montaña, el siguiente es una puerta, al siguiente es un túnel, así sucesivamente hasta que dicha montaña culmina en un arco gigantesco que es el propio final, que lo declara como epicentro, o mejor dicho el punto de apoyo que nivela la balanza entre el orden y el caos. Moorcock nos crea un libro, que como, nos pille fino, nos lo leemos de una sentada, este hombre, te la mete sin darte cuenta, te suelta cosas inverosímiles, realmente fantásticas, sin calzador, coloca las piezas del tetris muy bien, cada una cae perfectamente en su sitio y nada parece fuera de lo normal, por muy imaginativo que sea, con lo que en este primer libro lo borda, simplemente introduciéndonos toda la saga de Elric,

Como he detallado en el titulo, le voy a meter dos partes a la reseña, porque, como es normal he llegado al climax del libro y J**er, me gusta el libro y no lo quiero acabar, ademas veo que detallar al señor Elric hay mucho trasfondo detrás, cosa imposible de describir, con lo que me dejo el regusto en la boca un poco mas, para mas tarde.

Vamos, la influencia es tan grande que en mi adolescencia, stormbringer fue el único juego de rol, en que di el salto a narrador, en todos los demás RPG, quería disfrutar, como jugador, pero en este, quería expresarme, recuerdo como me deje llevar por dar personajes poderosos y cañeros, con un rápido crecimiento del nivel, para que los jugadores disfrutasen y no sufriesen si, este caía en combate, al estilo James Cameron, y su peli Aliens el regreso, caña desde el minuto uno, personajes tipo supernova antes de colapsar, si, la influencia de Elric, es grande, pero parte de esa caña, superfuerza, se la proporciona un Item que es “Stormbringer” o tormentosa.

Nos vemos en la parte II.

Ior.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s